• 1
  • 2
  • 3

Opinión

LA SEGURIDAD VIAL: Otro problemático escenario de amplio potencial para la criminología

SergioAlejandroUsecheSergio Alejandro Useche Hernández

Psicólogo, egresado de la Universidad Nacional de Colombia. Magíster en Psicología de la Universidad de los Andes (Colombia).

Afiliado Asociación Colombiana de Criminología 

 

El nuevo año trae consigo la publicación de alarmantes cifras de accidentalidad y morbimortalidad (muertes y lesiones graves) en las vías de Colombia y casi cualquier otro país de América Latina. El pasado año 2012 nos dejó la amarga cifra de al menos 30.000 accidentes graves de tránsito en todo el territorio nacional y, según las primeras estimaciones de la Policía de Tránsito, al menos 5.000 muertos y 30.000 personas con lesiones de consideración.

Y es que la atribución social que suele suceder a un accidente de tránsito es la de algo que ocurre accidentalmente, como si el ser humano actuase por azar o su interacción con el entorno fuese absolutamente pasiva (Montoro, Alonso, Esteban & Toledo, 2000). Esto sumado a que, en Colombia y otros países de la región, el análisis accidentológico (aquel orientado a conocer las causas reales de los accidentes) es más que deficiente en definición, método y producto, lo cual contribuye a potencializar el imaginario erróneo de que las mejoras en prevención y seguridad vial son utópicas o (en su mejor perspectiva) poco probables.

Ronda en las columnas de opinión el supuesto de que la educación en crecimiento (a nivel de cobertura y calidad) está asociada positivamente con la reducción del delito en las sociedades. Algunos comentarios sobre la educación como fuente de reducción de la criminalidad, en este caso en el contexto vial:

En una investigación reciente del Observatorio del Delito de la Policía Nacional de Colombia se encontró que tan sólo el 28% de los conductores colombianos tiene un nivel educativo alcanzado superior al bachillerato; aún más, el 18% de las personas que conducen por las vías colombianas alcanza tiene un nivel de educación primaria o no ha estudiado.

Leer más...

Consideraciones al diálogo de paz

20 de octubre de 2012

 

Luz Stella Rodríguez Mesa

Presidente de la Asociación Colombiana de Criminología

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

La violencia es más que el simple producto de valores, actitudes y creencias delictivas;

la violencia está enraizada en el oscuro trasfondo de la inexistencia de vínculos

prosociales y de políticas claras de corresponsabilidad

 

Una negociación de paz con las FARC, plantea importantes retos para Colombia, donde es primordial tener en cuenta las lecciones aprendidas por otros países como el Salvador, Guatemala, el Congo e Irlanda del Norte. Las experiencias que se han dado en Colombia con el M-19, el Ejército Popular de Liberación (EPL), el Ejército Revolucionario Popular (ERP), el Quintín Lame y las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC); al igual, que las resoluciones, recomendaciones y documentos emitidos por organismos nacionales e internacionales.

Algunos puntos para tener en cuenta serian:

• Para el diseño de una propuesta de paz, con un propósito concreto y mejores perspectivas de éxito es importante revisar los acercamientos fallidos de 1984, 1990, 1998 y 2002; comprender su origen y generar estrategias para sortear los mismos.

• El proceso de paz necesita de un marco jurídico que viabilice el establecimiento de acuerdos, pero que a su vez, priorice los derechos de las víctimas ajustados al Derecho Internacional Humanitario; y así garantizar que las autoridades ejerzan su capacidad de investigación y juzgamiento.

La posibilidad de éxito de un proceso de paz, se ve disminuida si no se tienen respuestas a interrogantes como: ¿Qué paso?, ¿quiénes fueron?, ¿cuántos son?, ¿dónde y cómo están?, ¿qué necesitan?, ¿qué se busca con el proceso de paz?, ¿Qué están el estado y la sociedad dispuestos a brindarles?

Leer más...

Animal - versiones

20 de noviembre de 2012

El maltrato animal y las lógicas de la violencia

Andrea Padilla Villarraga

Psicóloga, Mg. Criminología, Mg. Pensar y gobernar las sociedades complejas

Miembro honorario de la Asociación Colombiana de Criminología ACC

 

 

A propósito del reciente video que ha circulado en Colombia a través de los medios de comunicación, en el que se ve a un hombre golpeando con sevicia a un caballo que le sirve como herramienta de trabajo (fenómeno social de los vehículos de tracción animal), y de los hechos cotidianos de violencia contra los animales, quisiera compartir algunas reflexiones de la que ha sido mi línea de trabajo en la criminología y mi activismo a favor de los animales. Un activismo que asumo cada vez con mayor claridad como un ejercicio político necesario para inventar un nuevo contrato natural con la vida; subversivo, si se quiere, en el sentido de confrontar paradigmas dominantes: uno en especial relacionado con la idea de que habría seres superiores autorizados para avasallar o exterminar a otros considerados inferiores, el cual ha justificado las más temibles hecatombes humanas, animales y ambientales, además de un cierto orden de la política institucional.

Leer más...

Ediciones de Notas Criminológicas

Primera edición Enero 20141era Edición

Primera Edición

Segunda edición Abril 20162da Edición

Segunda Edición