• 1

escritorio centrada ErvynPor:

Mayor Ervyn Norza Céspedes

Doctor (c) en Ciencia Política – Universidad de los Andes

Jefe Observatorio del Delito de la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL

Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 La prioridad de las fuerzas de policía es la lucha contra la criminalidad para el mejoramiento de la seguridad en el territorio. En esta labor, es necesario entender cómo se comporta el delito para diseñar estrategias y acciones policiales bien orientadas hacia la contención de los factores que lo generan y los actores criminales protagonistas.

En los últimos años se han identificado grandes logros en la reducción, contención y disrupción de la criminalidad en Colombia. Las estrategias han sido diversas e interinstitucionales; no obstante, una de estas fue la creación al interior de la policía de un Tanque de Pensamiento especializado en el análisis e investigación criminológica denominado “Observatorio del Delito”.

Cómo surgió el Observatorio del Delito

En el año 2009, como evolución de un equipo de recolección y tratamiento de datos estadísticos criminales creado en el año 1958, la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJIN) de la Policía Nacional conformó un equipo de profesionales de policía con formación especializada en psicología criminal, estadística, economía, ciencia política, investigación criminal, derecho, criminalística, ciencias forenses, política pública, análisis espacial criminal y prospectiva, entre otras ciencias sociales, quienes diseñaron la metodología de análisis criminológico y articulación con el diseño e implementación del servicio de policía en el terreno.

 

Su implementación desencadenó:

  • Utilización de la criminología con mayor énfasis en la planeación de las estrategias policiales.
  • Desarrollo y aplicación de herramientas de analítica avanzada.
  • Estandarización de guías, protocolos y un lenguaje común para la investigación criminológica táctica.
  • Conformación de un equipo estratégico a nivel central (ubicado en Bogotá).
  • Creación de Observatorios del Delito en cada Departamento de Policía para generar cobertura nacional en las unidades de policía (51 Observatorios de la Policía y articulación con las autoridades locales.
  • Implementación a nivel táctico de los análisis del delito para el policiamiento anticipativo y la persecución penal.
  • Edición y divulgación de documentos científicos en la Revista Criminalidad[2]

 

Criminología táctica y análisis predictivo del delito

La implementación del Observatorio del Delito en Colombia es el mejor reflejo de una policía más científica que usa los datos para comprender los factores que interactúan en la generación, sostenimiento y mutaciones del crimen, avanzando incluso al nivel predictivo que permite la incursión en estrategias de anticipación criminal.

El aspecto más plausible de este “Think Tank policial” es la conversión de sus análisis en el terreno; es decir, a un ámbito táctico para la actuación institucional, con un espectro analítico tan amplio que abarca tanto al principal protagonista del delito (Victimario) con identificación de patrones y perfiles criminosos, como a las realidades territoriales asociadas al sistema criminal que definen el delito, las potenciales víctimas, el modus operandi, objeto o motivación delictual y constelaciones crimipetas (puntos calientes o hotspots), sirviendo de carta de navegación para el policía y la unidad policial local.

Innovaciones criminológicas   

Actualmente, para ir más rápido que las transformaciones del delito y bajo el marco de policía proactiva y policiamiento basado en la evidencia, este observatorio está trabajando en cuatro grandes componentes, con acciones policiales de corte preventivo, disuasivo y persuasivo, a través de:

  • El uso de inteligencia artificial y ejercicios de big data, para la predicción criminal.
  • Realización de estudios experimentales para identificar qué funciona contra el crimen.
  • Focalización en actores y lugares para la anticipación espacio-temporal.
  • Incorporación de neurocriminología para el entendimiento de la mente del criminal y simulación de escenarios delictuales.

Al respecto, grandes ciudades como Cali, Bogotá, Medellín y Barranquilla, son ejemplo de buenas prácticas hacia el desarrollo de políticas de seguridad articuladas con equipos interinstitucionales en los cuales el rol del observatorio del delito ha tenido injerencia. Prueba de ello, es que en estas ciudades, el desarrollo de estrategias basadas en evidencia científica y análisis de datos, ha derivado cambios sustanciales en las disminuciones de los índices de violencia y mejoramiento de espacios seguros.

Sin embargo, a pesar de que la criminalidad en Colombia ha descendido en las últimas décadas, los desafíos en el crimen son mayúsculos y al igual que en toda la región, el delito es multicausal y tiene particularidades al interior del país que deben enfrentarse de manera diferenciada.

En consecuencia, la virtud de contar en Colombia con un observatorio del delito policial especializado, con direccionamiento estratégico a nivel nacional y con presencia en cada territorio, ha sido reconocido por las autoridades nacionales y locales, al punto de dar un salto en los últimos años a una etapa conformada por sinergias en equipo de análisis y articulación de políticas de seguridad interinstitucional que han tenido como resultado reducciones de los delitos de impacto.

 

[1] Ver link: https://www.policia.gov.co/observatoriodeldelito

[2] Ver link: https://www.policia.gov.co/revistacriminalidad

 

Ediciones de Notas Criminológicas

Primera edición Enero 20141era Edición

Primera Edición

Segunda edición Abril 20162da Edición

Segunda Edición

3ra Edición

Tercera Edición

 Taller MMPI-2 y MMPI-2-RF: VIDEOS DE INVITACIÓN